Ésta es mi Casa, tu Casa

Los textos de Januman están protegidos por Copyleft.

Puedes compartirlos y citarlos, pero respetando la autoría y sin modificarlos. También puedes pasar a la terraza: facebook.com/capitanjanuman

domingo, 21 de junio de 2009

Por qué Januman




Amanecer en Benarés. Un barco repleto de turistas chapotea por el Ganges, entre cenizas de cadáveres y ofrendas de flores. El viejo motor, los clics de las fotos y un eco de oraciones componen la banda sonora. Guardo mi cámara, desisto de intentar poseer el tiempo, me dejo llevar por el río. Paz.
Al poco me sumergen en un mercado atestado de miseria, pero burbujeante de vida, y allí, me encuentro pintado en un muro al dios Hánuman, el que voló hasta el Sol, el protector de los enamorados.

Exactamente igual que la imagen del Sagrado Corazón de Jesús que veía en la parroquia de pequeño, el Dios-mono se abre el pecho para mostrar su corazón ardiendo. Decidí ser sacerdote de esa orden mundial que adora el fuego de la carne. En ello estamos, a veces duele, pero da luz.

Más sobre Hánuman (que no Januman) en Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada